31 oct. 2012




             QUERER CONOCER Y SABER OBEDECER




POR: IVON ESQUIVEL ALTMAN


El secreto de la perseverancia en los caminos de Dios, es: querer, conocer y saber obedecer, sin cuestionamientos de ningún tipo los consejos, mandamientos y sana doctrina del ser que todo, lo ve, lo sabe y lo puede.

Para querer conocer, tenemos que permanecer anclados en su presencia, a través de la comunicación y la comunión con Dios...  orar al padre en nombre de su hijo amado,  nos despoja de toda contaminación espiritual y emocional, y aviva los fuertes lazos para una convivencia santa, confortable liberadora, sanadora. A través de la oración, intercepción  se bendice,   se rompen cadenas y yugos de opresión, somos llenos de los frutos de su espíritu santo. Es de bendicion orar  a Dios ya que  esta acción fortalece el vinculo de convivencia y armonía,  entre nuestro Padre celestial y nosotros sus hijos.

Y para saber obedecer solo tenemos que...reconocer que dependemos de Dios en todo y para todo, no somos perfectos, somos débiles, somos pecadores por naturaleza,  no somos nada, el es el príncipe de paz sin El no hay paz verdadera. Ni habrá  sonrisas eternas...

Pero que gracias a su perfecto amor y misericordia, somos fortalecidos, limpiados y redimidos, su luz nos  ilumina, nos hace brillar, en ocasiones, según es su voluntad, nos conducira por caminos sin luz. Para que como dignos instrumentos de su gracia, podanos iluminar y hacer brillar a los más necesitados, porque Él es el Padre fiel y amoroso que  nos guía, cuida y hace descansar en sus brazos. A El, sea dada la gloria ,la alabanza y toda adoracion.

Seamos pues,  fieles al Señor con nuestras acciones,  El no exige perfección absoluta, pero si temor obediencia y santidad, porque te hizo a su imagen y semejanza y eres su tesoro más preciado.
 
 El Señor nos ama con amor eterno. Amémosle también a Él, con todo nuestro corazón  y démosle  al prójimo un  trato cálido y amable con el mismo respeto con que  a nosotros nos gustaría que nos traten, seamos siempre justos y fieles como Dios lo es con nosotros, esforcémonos por ser valientes y perseverantes en todo y con todos, recordemos que…. Dios está presente en todas las cosas que hacemos  y en todos los lugares donde estamos porque somos sus hijos y nunca nos abandona.

Que el señor llene tus días de luz y Tu alma de paz.
publicado: 31-10-2012

 
 


No hay comentarios:

Páginas